Pues sí, aunque parezca mentira ya está aquí la Navidad. En los primeros días de fiesta de Diciembre, comienza el juego de luces en las calles, los villancicos, las compras masivas y la recuperación de ciertas tradiciones como asar castañas.

Estas tradiciones navideñas varían notablemente de un país a otro. Aunque hay que destacar, que en todos concurren algunos elementos comunes como los calendarios de adviento, los belenes, o el árbol de Navidad en sus diferentes, y cada vez más modernas versiones.

Sin embargo, muchas otras parecen ir cayendo progresivamente en el olvido. Como ocurre con el envío de postales o felicitaciones en plena era digital. Algo así sucede con el Día de Reyes, la entonación de villancicos o la misa del gallo que antes reunía a toda la familia.

A pesar de ser una de las épocas más festejadas del año, parece haberse perdido su autenticidad y sentido. Ocurre que la Pascua ya no es una época en la que nieve a gusto de todos, por eso quiero aprovechar para felicitarte estas fiestas, y hablarte de vivir una Navidad genuina y socialmente responsable.

 

Una Navidad descaradamente clásica

 

 

La pérdida de cierto interés por los valores tradicionales de la Navidad, ha dado paso y otorgado peso, a nuevas ideas y aspiraciones que ramifican en nuestras mentes suplantando a las costumbres antes arraigadas y ahora falsamente vistas como trasnochadas.

Me gusta pensar en unas fiestas que son sinónimo de reunión. De disfrute de forma natural. Supongo que es deformación profesional, pues trabajo mis vinos de manera natural y biodinámica, como un sistema que se retroalimenta, al igual que lo hace la familia o un grupo de amigos.

Por eso, los vinos de Campos Góticos mantienen una idea más espiritual y sobre todo, son vinos pensados para disfrutar de fantásticas experiencias gastronómicas, algo que seguro está dentro de tus planes durante estas fiestas.

 

# Vinos para vivirlos

 

Hace algunos años, y con más fuerza en época de fiestas, el consumo de vino parecía sucumbir a ciertas maldades del marketing. Lo que más importaba era llamar la atención, bien con una etiqueta rara, una botella poco convencional… todo lo que fuera continente, dejando de lado el contenido, el propio vino.

Pienso que en la actualidad estamos comenzando a experimentar lo contrario, el consumidor que realmente se interesa por saber de vino y el aficionado que respeta su paladar, se revela ante los espejismos y aprecia el valor de las cosas bien hechas, con tradición y base enológica.

Así ocurre que bodegas como Campos Góticos, han sabido adaptarse a las demandas actuales de la sociedad sin desechar por ello su proyecto y convicciones, aquello que podemos considerar “el buen hacer” de toda la vida.

En nuestro caso, elaboraciones siguiendo procedimientos ecológicos, con uva de primera calidad, levaduras autóctonas del terreno y contenido libre de azúcares añadidos o productos químicos.

Nos enorgullecemos de una historia y defendemos nuestra personalidad. Por ello, la gama actual de vinos de Campos Góticos es amplia para que sea idóneo en toda clase de ocasiones que tengas por delante, más si cabe esta Navidad.

Una buena forma de impregnarse de la personalidad Campos Góticos es visitar la bodega donde se elabora y vivirlo de cerca, otra por supuesto, regalar vino estas fechas.

 

#Regalar vino en Navidad

 

Tenemos la suerte de que progresivamente, hacer un regalo de vino en fechas navideñas, se está convirtiendo en todo un clásico. Pero aunque para muchos es un gesto normal, otros eliminan de su lista de regalos el vino por miedo a no acertar.

Sin embargo, hay que considerar que elegir vino como presente no se reduce a seleccionar unas cajas para poner bajo el árbol, sino que también significan compartir en cualquier cena o reunión.

Te recomiendo, en primer lugar, que tengas en cuenta el receptor del vino. Se trata de aparcar nuestras preferencias y gustos personales. No será lo mismo que el regalo vaya destinado a un amigo que a un compañero, ni individualmente o para una pareja. Meterte en la piel de la otra persona te facilitará acertar con la decisión.

En segundo lugar, evitar convencionalismos. Hacer siempre lo mismo nos da similares resultados. En este caso ocurre igual, nos puede llevar al desatino aunque la intención sea buena. Busca un caldo que esté a la altura de las circunstancias y que se salga de lo habitual, piensa que en el fondo regalas una experiencia, se trata de que lo disfrute.

En tercer lugar, dedícale algo de tiempo y mimo. Comprueba algunos aspectos que te den seguridad, como la añada del vino, la variedad de uva, o la ocasión en la que será consumido, por ejemplo, con un menú determinado.

Y si aún sigues teniendo dudas, no te decantes por un solo vino, elige por ejemplo dos o tres distintos. Esto hará tu regalo más especial y personal si cabe, ya que amplias el abanico de gustos y de platos que pueden maridar.

En Campos Góticos hemos preparado 3 colecciones de grandes vinos que pueden gustarte para celebrar las fiestas. Los vinos irán directos desde nuestra bodega hasta tu casa, al mejor precio.

 

# Planes de Navidad

 

Estos días son muy propicios para descubrir rincones de tu ciudad o municipio que hasta ahora te habían pasado desapercibidos, también para hacer una escapada.

Una de los atractivos son los mercados típicos de Navidad, ubicados habitualmente en las plazas mayores, y donde puedes encontrar desde artículos relacionados con estas fechas, hasta artesanía local y por supuesto gastronomía. Uno de los manjares fundamentales para entrar en calor es el vino caliente.

Además, mientras paseas por las calles y te dejas llevar por el clima festivo disfrutarás de las luces y elementos decorativos, cada vez más originales con la implicación de los ayuntamientos.

Otra de las tradiciones de Navidad son los cantos o villancicos. Son tiempos muy propicios para escuchar a las corales y dejar que nos regalen los oídos. Por supuesto, también las bandas de música que además suelen preparar un repertorio especial. Seguro que en algún momento has soñado con viajar para vivir en persona el concierto de Año Nuevo en Viena.

También muchos museos aprovechan para hacer jornadas de puertas abiertas, por la zona de la Ribera del Duero tenemos diferentes museos dedicados al mundo del vino que merece la pena visitar. Otro plan interesante es hacer una ruta de belenes, es fácil en estos días que iglesias, cofradías o asociaciones monten belenes temáticos realmente espectaculares.

No te olvides de la cultura, son jornadas en las que la oferta en este sentido es más fuerte y puedes aprovechar para ir a disfrutar al teatro, al cine, para ver danza… y si lo tuyo es más lo físico, actividades en la nieve o patinaje en pistas de hielo.

Navidad también es tiempo de compras, aunque muchas veces desorbitadas. El consumismo en este plazo de tiempo es debido al incremento de cierto poder adquisitivo que supone la percepción de la paga extra, y a la gran campaña publicitaria que realizan los principales establecimientos comerciales.

Te recomiendo que no compres por impulso o trates de impresionar a tu familia con comidas o regalos que hagan sobrepasar tu presupuesto. Ellos te conocen y te quieren por cómo eres y no por lo que les regales. Además, lo importante no es un regalo en sí, si no quien te lo ofrece.

 

#Menús sostenibles de Navidad

 

No nos engañemos, una auténtica Navidad es aquella en la que podemos permitirnos tomar las cosas con calma. Disfrutar de los paisajes, de un tarde acogedora en casa, y sobre todo, de la compañía de los seres queridos durante las fiestas.

Una vez que hemos decidido dónde celebrar, una gran mayoría de los eventos gira en torno a la comida. Decidir los menús y hacer la compra que parece no ser nunca suficiente.

No es obligatorio ganar unos kilos en Navidad. Por tanto, es mejor elaborar un menú equilibrado, sin excesos. Tu salud y tu bolsillo te lo agradecerán. Y es que, no es imprescindible comer en Navidad los productos más caros, aunque si de calidad.

Aparte del marisco y los pescados, perfectos con Verdejo Campos Góticos, el lechazo asado suele ser el plato principal en una gran parte de las familias, aunque hay multitud de asados que puedes elegir. En este punto la solvencia de un vino con de crianza te proporcionará el acierto, te animo a que elijas Campos Góticos Crianza para asados y carnes rojas; o 7 Lunas Vendimia Seleccionada para guisos más elaborados y platos de caza.

La clave reside en: ¿Cómo saber qué tipo de vino marida mejor con cada una de las recetas más típicas de la Navidad?, No te olvides de consultar mis Consejos para maridar con vino tus recetas de Navidad.

Cada vino es importante para disfrutar de los productos de esta época, que son muchos, como aperitivos, carnes, roscón, nueces y uvas, muchas uvas en Navidad y en las fiestas de Nochevieja, nuestro producto estrella; aunque en este caso sean de mesa.

Si por el contrario, decidís ir a un restaurante, intenta elegirlo acorde a los gustos y expectativas de tu familia o amigos, si no lo tienes claro déjate guiar por alguna recomendación de confianza, y una vez allí por los expertos, recuerda que al final de lo que se trata es de pasar un buen rato juntos.

 

# Reuniones y cenas en fiestas

 

Las reuniones y cenas de empresa son eventos cuanto menos curiosos. Resulta que tiene una mezcla de sentimientos, pues lo mismo generan compromiso que disfrute.

Se trata de pasar quizá, el momento más distendido del año en lo que a trabajo se refiere, pudiendo ver a tus compañeros del día a día en un contexto diferente.

Ocurre igual en el sector de la hostelería, pues supone un calendario estresante en sus restaurantes. Es común que durante este mes no se pueda encontrar sitio para cenar, hay quienes incluso reservan su cena de empresa de un año para otro.

Y de nuevo sentimientos encontrados, por un lado la satisfacción por un lleno total todos los días del local, y por otro grandes grupos, que en muchas ocasiones, generan prisas, aglomeraciones y algunas pérdidas de compostura por los excesos.

Para llegar a un consenso y buen ambiente entre ambos sectores, empresarios y clientes, lo ideal sería ofrecer menús de calidad y ajustados en cantidad y precio, para que no se generen cantidades excesivas que luego acaban en la basura.

Si ya incluimos en esos menús vinos de calidad, me daría por satisfecho. Lamentablemente, esto no siempre ocurre, pues todos en definitiva vivimos de un “negocio”. Ojalá esta Navidad premie la exigencia y la excelencia, ofreciéndose buenas experiencias gastronómicas y manteniendo unas formas adecuadas, porque al final se trataba, en esencia, de pasar buenos momentos ¿no?

 

 

– No tuvo otros tratos con espíritus, pero de entonces en adelante, y siempre más, vivió en el principio de la abstinencia total, e incluso se dijo de él, después, que sabía cómo celebrar la Navidad de la mejor manera, si es que algún hombre posee en vida este conocimiento.

¡Que se pueda decir esto con razón de nosotros, de todos nosotros! Y también, como decía el pequeño Tim, ¡que Dios bendiga a todos y cada uno de nosotros! –

A Christmas Carol. Charles Dickens, 1843.

 

¿Cómo celebras tú la Navidad? ¿Prefieres unas fiestas clásicas y convencionales, o rehúyes las tradiciones?

 

Sea como fuere, desde Bodega Campos Góticos queremos desearte unos días entrañables con los tuyos y nuestros mejores deseos para este Año Nuevo.

Ya sabes que nuestro propósito es el de crear vinos para que tú puedas vivir nuevas experiencias con el vino y la gastronomía, disfrutando de buenos momentos.

Así que, si deseas vivir la Navidad como un niño, te hemos preparado una oferta de vinos Campos Góticos muy especial, tres colecciones de grandes vinos para que elijas la que más te guste.

Me encantaría leer tu opinión, espero tus comentarios.

 

Acerca del autor de este post, Pedro Gallego

Soy Pedro Gallego, fundador y enológo de Bodega Campos Góticos. A través de este blog quiero compartir contigo mi pasión por el mundo del vino y ayudarte a disfrutar de nuevas experiencias con el vino y la gastronomía.